Comando Cornisa en Escandinavia (y II)

Antes de relatar nuestra ascensión al pico Galdhøpiggen mostraremos imágenes del Cabo Norte, se trata del lugar más septentrional del continente europeo, unos 1000 km al norte del círculo polar ártico.
1

La latitud de este acantilado la veis escrita en la placa: 71º 10’ 21’’
2

Como curiosidad advertir que aquí el sol no se oculta por debajo del horizonte desde finales de mayo hasta principios de agosto. La siguiente fotografía, tomada más al sur, muestra cuatro posiciones del sol superpuestas en el mismo tramo de película. Hay siete minutos de intervalo entre exposición y exposición.
3

Esta vez nos propusimos coronar la cima del monte más alto de Noruega: el pico Galdhøpiggen (2469 msnm). Aquí vemos al equipo: Leonardo, Coni, Miguel y Luis.
4

Para atravesar las nieves perpetuas del glaciar nos encordamos, así se evitan sorpresas desagradables.
5

Aunque la realidad es que formábamos parte de una auténtica legión de turistas metidos a montañeros.
6

Los repechos finales se hacen a través de una zona mixta de nieve y roca.
7

Y para corroborar que estamos en un país con un elevado nivel económico encontramos en la cima… ¡una cafetería!
8

Pero cada uno disfruta de la cumbre a su manera…
9

10

… y nosotros habíamos porteado en nuestras mochilas todo lo que necesitábamos.
11

5 comentarios en “Comando Cornisa en Escandinavia (y II)

  1. Cambo

    A mi no me engañais.
    Estuvisteis en otro planeta de otro sistema solar con cuatro soles.
    Seguro que la nave la esconden en la finca de Luis en Zorita.
    Quiero que me deis una vueltita en la nave!!!!

    Me gusta

  2. Antiheroe

    Esto cada vez se parece mas al National Geographic: Grandes fotografias y el caracter humanista y ecologista de la expedición. Para la próxima llamamos a Sir Richard Attenborough y al camara de teleVillafranca. Saludos corniseros

    Me gusta

  3. Luis

    Foto de los cuatro soles:
    Se trata de una cámara analógica, con carrete de 35 mm de los de toda la vida. Con ayuda de un trípode (gracias Jaime) la cámara estuvo fija durante una media hora. Cada siete minutos más o menos yo me acercaba para hacer una fotografía. La cámara permite hacer fotografías sin que corra el carrete. Hay que programar el disparo para que no entre demasiada luz porque si no al cabo de varios disparos el negativo quedaría demasiado impresionado.
    Lo llamativo es que la trayectoria del sol con respecto al horizonte es mucho menos perpendicular que la que podemos apreciar por nuestras latitudes ibéricas. Hay días en que el sol comienza a subir (amanecer) sin haber llegado a ocultarse; el ocaso se funde con el orto sin solución de continuidad.
    Si fuesen necesarias ulteriores explicaciones que sean con unas birras por delante, por favor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s