Morezón en invierno

Según la RAE, se define como Comando Cornisa a: grupo de amigos, inestable en número y nombres, que disfrutan y respetan la naturaleza, empleando para ello cualquier tipo de actividad física y/o gastronómica, y que, al menos, cuenta con uno de sus fundadores en el grupo.

Con estas premisas, el Comando Cornisa subió al Morezón, 2.400 metros. Los hermanos Núñez atacan (Maripi, Santi y Ana, de izquierda a derecha).

En la subida optamos por pasar por el Puerto de Candeleda y el Refugio del Rey. La bajada la hicimos por Navasomera. Ambos trayectos fueron cómodos. Las únicas dificultades fueron un huracanado viento en la cumbre y algo de hielo duro en el tramo final. Los crampones fueron imprescindibles. La Mira y los Galayos al fondo, un espectáculo desde el Puerto de Candeleda. Este puerto fue arreglado en el año 1510 para ahorrar una jornada desde Piedrahita a Extremadura. Se necesitaron 350 hombres para la reparación. Si es que la construcción siempre dio jornales…

En el Refugio del Rey, a 2200 metros, se podía apreciar la cantidad de nieve caída en este crudo invierno. Hasta aquí llegaba Alfonso XIII para cazar, suponemos que sin crampones y con algo de menos esfuerzo que nosotros. Su aspecto ruinoso es llamativo. Quizá fueran interesante una rehabilitación  y que fuera Camborio quien la ejecutara.

Tiene trampa la foto.

Último esfuerzo para los tres hermanos, de siete.

La Mira sigue al fondo, pero cada vez más a nuestra altura. El Morezón se acerca, y también una de las vistas más privilegiadas de la Laguna Grande y su majestuoso circo.

Inmensos paisajes, soledad acompañada, nieve y sólo nieve. Gredos nos ha visto crecer. Son tantas cosas las que podemos agradecer a esta montaña…

Con muchas prisas por el insoportable viento, nos hacemos las fotos de rigor, hoy sin banderín, pero con el corazón puesto en los que en ese momento conquistaban la montaña palentina. Almanzor al fondo.

En la bajada tuvimos que usar los piolets. Más que nada, para poder hacernos la foto después de haber cargado con estos pesados bastones.

El hielo cruje bajo nuestros pies.

Hay palas de nieve casi virgen que enamoran, ésta fue una de ellas, con el atardecer en nuestras espaldas.

Y como no es todo andar, también hay tiempo para que lo más peques disfruten. Lorenzo esquiando.

El Pinar de Navarredonda es un espacio único en Gredos. Una isla forestal que recorre praderas, pinares, meandros,…Es el momento de compartir la montaña con los que comienzan a disfrutarla. Con 8 meses, Claudia realiza su primera marcha. No será su última. De esto nos encargaremos entre todos los que hacéis posible este blog.

6 comentarios en “Morezón en invierno

  1. Luis

    Cómo queréis que no nos pongamos empalagosos, si es que da gusto ver los niveles que estamos alcanzando en esto de mezclar la montaña y la familia; y además proponiendo objetivos adaptados a cada cual, (Claudia no subió al Morezón, ¿verdad?). Bueno, siempre intentamos ampliar nuestros límites, de eso se trata. Muy bueno el reportaje, enhorabuena, y, por la parte que me toca, bienvenidos.
    P.D. Hay que ver la que se traen con la cruz de la cima: yo la destrozo, tú la recolocas… ¡qué pesaditos!

    Me gusta

  2. maripi

    Si cuando terminas la marcha, por aquello del gusanillo, ya piensas en la siguiente no te quiero contar cuando ves un reportaje de esta calidad. Los Núñez no somos muy grandes pero hay que reconocer que tenemos coraje. Para terminar no puedo dejar pasar a la pequeña Montanero Núñez que, sin lugar a dudas, será una excelente montañera porque, viendo las fotos, no se puede negar que hemos mejorado la especie.

    Me gusta

  3. Indio

    Si es que se le ve en la cara a la chiquinina lo que disfruta y lo que disfrutará con el monte.
    Bravo para los tres hermanos que se han licenciado con vítores en este helado Morezón (nada fácil por las imágenes). Enhorabuena!!

    Me gusta

  4. Titi

    La Sierra de Gredos al final va a ser parte de la biografía de muchos del comando. La de Claudia no ha heccho más que empezar, ya me la imagino en los scouts, en el campamento…con las dotes de mando de su padre, que al final y muy a su pesar no resistirá a la fuerza de su pequeña. Grandes ejemplos se encontrará y no los tendrá muy lejos. Así espero que sea…Buen prólogo de sus inicios en la querida montaña. Lo que me queda claro de todo esto es que las aficiones se convierten al final en una filosofía de vida, de entenderla. No hay más que verla en el ejemplo.
    Me alegro de, estos nuevos y todos, que sin firmar en el libro de firmas del comando ¿?, hayan dejado sus huellas en Gredos en compañía de algunos corniseros. La sabrán apreciar aún más.
    Os voy a proponer para el premio a la mejor entidad en la promoción de la actividad física a través de la naturaleza ¡Pero sin quitar todas las fotos de los banderines y grandes pechos marcados por el anagrama!
    Aunque parezca que no os sigo, por aquello de los mensajes escritos en el blog, estáis equivocados ¿o acaso lo dudábais? Bueno, os dejo que me estoy poniendo meloso.
    Un abrazo a todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s