Aquellos maravillosos años…aquellas infernales rutas. I parte.

infiernogredos1
Después de más de una decena de años adquiriendo experiencia en la montaña, uno mira hacia atrás y recuerda, con una mezcla de horror y satisfacción, lo que fueron momentos inolvidables de sufrimiento y penuria. Y nos referimos  a la ruta de Carlos V y a la subida a La Galana desde la Portilla del Rey. A continuación, crónica de esta última, al filo de lo imposible:

infiernogredos2
Un mes de septiembre del 2003, sin una gota de agua en todo Gredos, iniciamos nuestra ruta desde la Plataforma. Subimos hasta el Gargantón y de ahí a la Portilla del Rey.

infiernogredos3

Buscamos agua en la Fuente de los Biólogos, sólo encontramos un asqueroso charco, premonición de lo que sería nuestro destino. Tuvimos que bajar a la Laguna del Gutre para conseguir agua, para después, con inmenso esfuerzo, subir La Galana.

infiernogredos4

Desde La Galana. Tormenta al fondo.

Después de coronar su vivac, bajo un caluroso sol, se observó en el horizonte una inmensa borrasca negra,  más parecida a una de las bíblicas plagas de Moisés. Montamos nuestras tiendas en la todavía seca Lagunilla del Ameal de Pablo, mientras un espontáneo acompañante, de nombre desconocido, huía despavorido hacia el refugio. Media hora después comenzó el “Infierno de Gredos”. Rayos, truenos, ventisca, temblores de tierra, uno detrás de otro. Las tiendas se calaban, los techos se hundían sobre nuestras cabezas, se agotaron nuestras plegarias. Y así hasta las 8 de la mañana. Una tormenta de estas características a casi 2500 metros de altura se puede convertir en un auténtico infierno.

infiernogredos5

¿Miedo, horror, cansancio?

Uno de los componentes, nos ahorramos el nombre, en un ataque de histeria quiso bajar por el Canal de lo Geógrafos de noche y bajo la tromba de agua. Desistió al instante. Ahora es un importante Cirujano.

infiernogredos6

Cuando bajamos al refugio, cascadas de agua rebosaban en la Laguna Grande. Allí no creyeron nuestras andanzas, ni tan siquiera observando nuestro pálido rostro y el tembleque propio de alguien que creyó que iba a morir.

infiernogredos7

El rostro de alguno lo dice todo… Laguna Grande a la mañana siguente

Las tormentas son extremadamente peligrosas, en verano aún más, y en Gredos…un infierno. No había pronóstico de mal tiempo, fue inesperado. Nuestro error fue no bajar al refugio, un error que pudo ser imperdonable.

infiernogredos8

En rojo la ruta del primer día: Plataforma-Mirador-Gargantón-Portilla del Rey-Laguna del Gutre-La Galana-Venteadero-Lagunilla del Ameal de Pablo.

En verde la ruta del segundo día: Lagunilla del Ameal- Canal de los Geógrafos-Laguna Grande-Mirador-Plataforma.

Anuncios

3 comentarios en “Aquellos maravillosos años…aquellas infernales rutas. I parte.

  1. Calle grande

    la madre que parió, que mala cara tengo, sobre todo en la última foto. La verdad es que fue completamente mítico, todavía me acuerdo de las casi 12 horas seguidas de truenos de medio minuto de duración cada uno, la virgen. Ya voy yo echando de menos alguna aventurilla de estas, a ver cuando coño me voy con vosotros a hacer el cabra loca por ahí. un besito a todos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s