Canchal de la Ceja. 2425 m. Sierra de Béjar.

canchal-de-la-ceja-09

Así lo veo yo:

canchal-de-la-ceja-011

Un puñado de personas con más voluntad que disciplina.

canchal-de-la-ceja-021

Afianzando un paso antes de dar el siguiente. Asumiendo que en montaña nunca se termina de abandonar la condición de novel.

canchal-de-la-ceja-03

Amigos que forjan su relación a golpe de viento.

canchal-de-la-ceja-04

Cuentan su edad por décadas pero no han perdido la capacidad de asombro.

canchal-de-la-ceja-05

Comen con las manos lo que sus manos han preparado. (¿Cómo se escribe quiche? ¡Esa patatera buena!).

canchal-de-la-ceja-06

Cómo no va a sobrar comida, si cada uno trae vituallas para alimentar a todo el grupo.

canchal-de-la-ceja-07

“Y refulgiendo cual luciérnagas, / caminando sin prisa sobre el tiempo, / huyen de un mundo material, / son espíritus barridos por el viento.” M. G. – Q. P.

canchal-de-la-ceja-08

Hombres y mujeres que, cuando anuncia buen tiempo, salen a buscarlo. Y cuando no, también.

canchal-de-la-ceja-10

Alberto Giacometti esculpía figuras humanas delgadas y alargadas y las colocaba sobre plataformas dejando grandes espacios abiertos horizontales. Esta imagen ha servido de inspiración a arquitectos acerca de la función que deben cumplir los espacios públicos.

Nosotros hemos elegido la mayor de las plazas para pasear. 

canchal-de-la-ceja-11

canchal-de-la-ceja-12

giacometti

Plaza. A. Giacometti.

canchal-de-la-ceja-13

Anuncios

14 comentarios en “Canchal de la Ceja. 2425 m. Sierra de Béjar.

  1. Antonio

    Sin duda caminábamos sin prisas sobre el tiempo, y el viento no nos barrió, pero no por falta de ganas, el jodio. Y si la patatera o el quiche estaban buenos, lo mejor sin duda la compañia de tanta buena gente. Qué puedo decir yo, salvo alabar el tremendo esfuerzo de aquellos que pasamos de los 40, ese Félix buebo, sigue con ese espíritu de no abandonar cueste lo cueste la cuesta. Supongo que a todos nos inundó la luz reflejada en la nieve en un día que ni encargado, pero a mi lo que más senti fue ese aire helado entrando hasta el fondo de mis pulmones. Refrescó mi espíritu tanto que me hizo creer que no caminaba, sino flotaba, hasta que aterricé de morros contra el hielo, tras felina vuelta en el aire. Como la vida misma que a veces te regala y otras te golpea. Aun asi mi espíritu sigue intacto, mejorado diria yo, pero mi orgullo, eso es otra cosa. Tenemos que repetirlo, sobre todo para terminar de enseñarle a Brújulaman cómo buscar una buena regachera.

    Me gusta

  2. Markus

    Toda una experiencia, no pensé que fuese a ser tan bonito.¡¡Y encima me puse moreno sin quemarme!! 😛 La verdad es que lo pasé muy bien, a pesar del cansancio en las piernas (ésos atajos no nos vinieron bien Maite), el viento que a veces me hacía imposible sentir que estaba pasando dentro de mi nariz 🙂 y me congelaba los oídos, las agujetas… a pesar de todo, valió la pena pasar el día con unas personas estupendas rodeados de un paisaje tan privilegiado. Intentaré repetir a la próxima oportunindad.

    Un abrazo a tod@s, hasta la próxima.

    Me gusta

  3. Félix

    Con amigos como estos no hacen falta enemigos. No puedo juntarme con personas que han perdido el juicio y que, al parecer, no han conocido nunca el sentido común. ¡Malditos deportistas! ¡Qué bonita la “mierda” de la nieve a 2400m de altitud! ¡Cuánto me habría gustado no tener que ir constantemente mirando hacia el suelo para no caer y poder contemplar el paisaje. Con lo bonito que sale en las fotos.

    Magnifica experiencia con personas igualmente magnificas. Muchas gracias a todos por la estupenda jornada que pasamos. No fue fácil llegar, pero valió la pena. Un saludo a todos y todas.

    Me gusta

  4. maitechu

    Estupenda jornada, familia.

    Un lujo compartir paisaje y paseo con semejante grupo (aunque mis rodillas no opinen lo mismo…)
    El tiempo acompañó de manera extraordinaria y el embutido pacense aportó su momento de gloria (qué bárbaro, Antonio y Begoña).
    El reportaje, magnífico (as always) y la compañía… inmejorable, en todos los sentidos.

    Cuenten conmigo (y con una Torta) para la próxima. Será, de nuevo, un placer.

    Besos y abrazos a tod@s!!

    Me gusta

  5. JuanMa

    Poco más puedo añadir a lo que ya habéis dicho, buen tiempo, bonitos paisajes, buena comida y mejor compañía. Así da gusto pasar frío.
    Yo me lo pasé muy bien y no me importaría repetir.
    El reportaje buenísimo tambien.
    Un saludo para tod@s l@s valientes y espero que hasta la próxima.

    Me gusta

  6. Titi

    ¡Que sorpresa al ver tanta gente nueva! Ya no nos conformamos con uno a uno, sino con expediciones como dice Indio. 11 personas, buen número para un equipo de fútbol: Refinería No.¿Cómo estaba esa nieve? Me gusta la pizarra táctica de A. Giacometti. Saludos a los nuevos y abrazos a los viejos. Buen regreso Maitechu, entre tanto Llano (el de Cáceres)te olvidas de la altitud.

    Me gusta

  7. Torvi (Manuel)

    El suave crujido bajo mis pies a cada paso con la música de fondo del viento tan solo interrumpido a veces por algún agradable comentario con un compañero y el espectáculo visual de contemplar la pureza cromática del líquido elemento atrapado en las alturas, que en las vecinas cumbres reflejaba destellos en las partes desnudas a las que el terco viento, les niega sin piedad el manto de nieve y que bajo nuestro pies talla como un pelaje, que te hace pensar que vas caminando sobre la piel de un enorme oso polar. La grandiosidad de estos vastos espacios en los que la huella del ser humano no se aprecia, te hace pensar en lo insignificantes, efímeros y a la vez en lo afortunados que somos al poder disfrutar y contemplar este espectáculo que nos ofrece la Naturaleza.

    Este es un pobre intento expresar las sensaciones que percibí en este día en el que por primera vez en mi vida me encontré con la montaña invernal, además lo hice con muy buena compañía y gracias la insistencia del amigo Camborio. Una experiencia para no olvidar y sí repetir.

    Me gusta

  8. Manolo

    Jó, qué envidia. Y además estoy notando, a medida que veo las fotos y leo el texto y los comentarios, que no se trata de envidia sana, no. Se trata de envidia de esa cochina, de la mala.
    Sobre todo cuando veo cómo, poco a poco, va cundiendo el sentido común y, frente al espíritu de aventura y sacrificio, va ganando terreno el hedonismo: Embutidos, comida pa un regimiento, paisajitos, compañía selecta,…
    En fin…

    Me gusta

  9. Cindy

    Un dia tan estupendo como siempre con esta grata compania que nos proporciona el comando cornisa! De hecho, no me esperaba menos!
    Ah que pensabas Luis que ya no iba a poner ningun comentario?! Eso si, que sepas que he consultado la web y que ya te vale contar tan poco conmigo para quedar!!!! Me has puesto los dientes largos!
    Jooo! Con lo que me gusta a mi la montana!!! Pero supongo que es por que temeis que una chica francesa os derrote en la primera subida, ah que si?!
    A ver cuando os animais para otra salida, que yo ya estoy lista!

    Me gusta

  10. maitechu

    Cambo, lo tuyo es capacidad de síntesis, y lo demás es cuento!
    ¿Será que tenemos la cabeza en otro sitio? ¿”Preparativos”, quizá? (je, je)
    Titi!! echamos de menos la banda sonora del descenso, campeón!
    Besos

    Me gusta

  11. Bego

    Hola a todo el mundo! A estas alturas no sé qué añadir. Magníficas fotos, Luis! Hacen ilusionarse. con una nueva jornada compartida con todos vosotros. Aunque para la próxima igual hay que llevar más comida, … je, je. Hacía tiempo que no probaba los “huesitos”, Maitechu.
    Nos vemos. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s