Por la Serena.

serena-02

Memorias de un sufrido ciclista aficionado:


serena-01

Por aquellos tiempos mi estado de forma a duras penas se mantenía o tendía a debilitarse. Pensé que una ruta por La Serena sin excesivos desniveles me vendría bien. Así que, en febrero de 2010, Jesús y yo decidimos contratar los servicios de dos guías locales. Conocía a Jesús desde mi llegada a Villafranca en el 94. Nos veíamos muy de vez en cuando, aunque habíamos compartido vino, embutidos e incluso la subida al puerto de Piornal. Los guías eran Monty y el Indio. Formaban en esa época un tándem muy sólido y compenetrado: dos amigos de similar formación y aficiones. Por otro lado, la relación entre Jesús y Monty era de ésas que se pueden calificar de “de toda la vida”. Con semejante ramillete de ciclistas pronto se vio que la jornada sería placentera.

serena-03

serena-05

serena-04


El itinerario seleccionado empezaba en Valle de la Serena, allí dejamos los vehículos motorizados de nuestros guías y desembarcamos nuestras máquinas de tortura y deleite. Siguiendo a la pareja de licenciados en ciencias del deporte, y después de la preceptiva foto de arranque, nos internamos en una zona de dehesa de aprovechamiento ganadero porcino antes de que el calor del sol hubiese tenido tiempo de derretir la helada que blanqueaba pastos, retamas e incluso las copas de las encinas.

serena-06

serena-07

serena-08

Gracias a un arduo trabajo de documentación e inventiva, el Indio y Monty habían diseñado un bucle con origen y final en Valle pasando por Higuera y Quintana. Su labor de zapadores cibernéticos se sustentaba en cartografía aérea digitalizada así como mapas analógicos con las clásicas curvas de nivel. No obstante el ingente material de documentación, las constantes decisiones a tomar sobre el terreno en cada bifurcación obligaba a continuas paradas deliberativas. Jesús y yo, en nuestra calidad de clientes, ocupábamos el tiempo en inocentes entretenimientos, el profesor de universidad trataba de no quedarse frío haciendo ejercicio mientras yo molestaba a los atareados guías con mi cámara.

serena-09

serena-10

serena-11

La mañana avanzaba agradable, de los encinares habíamos pasado a los campos de olivos y almendros, atravesamos Higuera de la Serena y seguíamos rompiendo el hielo en los charcos del camino. Afrontábamos ahora la travesía hasta Quintana; estaba previsto recorrer un tramo “campo a través”. En cuanto hubo ocasión, propuse dejar las bicis y trepar a unas peñas so pretexto de otear el horizonte, y es que la cabra tira al monte. Sólo restaba cruzar el arroyo Ortiga y después no extraviarse en la red de caminos en los aledaños de Quintana. En ésas tuve oportunidad de colaborar con la organización cuando hubo que entablar conversación con un pastor rodeado de canes. Mediante el universal lenguaje de dibujar con un palo en el suelo caminos y cruces aquel hombre consiguió aclararme los próximos metros de nuestro itinerario para después liarme irremediablemente. Mis compañeros esperaban a prudente distancia y tuvieron que fiarse de mis interpretaciones primero y de sus mapas y brújulas después.

serena-12

serena-13

serena-14

Finalmente la conexión entre los dos últimos pueblos la hicimos huyendo del asfalto y así fue como acabamos cayendo en las garras de un camino, empedrado por el mismo diablo, que puso a prueba la suspensión de las bicicletas, esto es, nuestros bíceps.

serena-15

serena-16

serena-17

Al llegar a los asentamientos humanos liquidamos nuestro contrato con  los guías que se resume en un trueque en el que ellos aportaron experiencia, documentación, vehículos y gasolina y nosotros correspondimos con café, pan de higo, bizcocho, dulce de membrillo y cerveza.

serena-18

serena-191

serena-201

Adjunto la ficha elaborada por los guías:

Datos técnicos de la ruta:
38 kilómetros. Firme excelente excepto los últimos kilómetros (pedregal) y la zona de campo a través donde se pierde el camino (cruzando el río Ortiga).

Dificultad física: baja, casi todo el recorrido llano.

El camino se pierde al cruzar el río Ortiga (señalado con flecha las zonas conflictivas), donde hay que buscar la finca Las Doscientas para volver a recuperar el camino. Zonas más atractivas: dehesa de Guadamez (cerca del Valle de la Serena) y todo el recorrido desde Higuera hasta Quintana de la Serna.

Pincha en esta imagen para ampliar el mapa de la ruta, señalado en rojo (otras opciones en otro color)

maparutabttred
Pincha en esta imagen para visualizar las ortofotos obtenidas del Sigpac con la ruta marcada en rojo.

rutabttlaserenared

Anuncios

5 comentarios en “Por la Serena.

  1. Titi

    ¡¡¡¡Habéis dibujado un mapa de España con las ortofotos!!!! ¿imaginación mía o empeño de los maestros? Faltan las islas, pero mejor que no aparezcan porque será señal de extravío. Otra ruta más “pa´ la saca”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s