Pico San Martín, 2155 m.

san-martin-12

Los noticieros auguran temporal. Es como si la Tierra quisiera protegerse disuadiendo de coger el coche a tanto excursionista ocioso.

san-martin-01

san-martin-02

Puntín imprudentes, temerarios casi, viajamos hasta el puerto de Tornavacas en una alborada huracanada que hace presagiar lo peor.

san-martin-03

Estos caminos iniciales ya nos conocen, incluso la fauna parece recordarnos.

san-martin-04

Con aparente prisa vamos superando los primeros desniveles, por ahora ni viento ni lluvia nos vienen a incomodar.

san-martin-05

 Rumbo al este, desde donde llega, con la misma fuerza, la luz de la mañana.

san-martin-06

san-martin-07

san-martin-08

san-martin-09

El agua caída las últimas semanas hace que encontremos ahora menos nieve que hace dos meses. sin embargo, al alcalzar suficiente cota, el uso de las raquetas es más que conveniente para avanzar.

san-martin-10

Antonio, sin la ayuda de las palmípedas herramientas debe esforzarse intensamente.

san-martin-11

Juan Alberto abre huella generosamente para el resto del grupo.

san-martin-13

san-martin-14

Sobre el papel habíamos diseñado llegar hasta La Covacha, o si no hasta La Azagaya. Si la cosa se ponía difícil siempre podríamos conformanos con pisar Castilfrío. Antes de esta cima debíamos pasar por San Martín… ¡pues aquí estamos!

san-martin-15

A nuestros pies, entre niebla, la laguna del Barco, otrora paso intermedio de nuestros asaltos a la Covacha desde el norte.

san-martin-16

san-martin-17

El cielo que nos ha respetado empieza a encapotarse, todo aconseja una retirada satisfecha. Gracias.

san-martin-18

san-martin-19

san-martin-20

6 de marzo.

san-martin-22

9 de enero.

san-martin-21

6 comentarios en “Pico San Martín, 2155 m.

  1. antuan

    buenas a todos. desd aki agradecer a todos los k me acompañaron a esta mi primera vez. muy bonito todo e impresionant el paisaje, eso si la proxima vez ahi k ir mejor preparado, jajaj

    Me gusta

  2. JuanMa

    A pesar del mal tiempo que no nos dejó disfrutar del paisaje, mereció la pena el esfuerzo, y se pasó un día muy agradable. Yo he aprendido que las raquetas sirven para algo más que jugar al tenis.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s