Almanzor

almanzor-00

Creo que una hoja de hierba es tan perfecta como la jornada sideral de las estrellas,
y una hormiga,
un grano de arena
y los huevos del abadejo
son perfectos también.

almanzor-01

almanzor-02

almanzor-03

El sapo es una obra maestra de Dios
y las zarzamoras podrían adornar los salones de la gloria.

almanzor-04

almanzor-05

El tendón más pequeño de mis manos avergüenza a toda la maquinaria moderna,
una vaca paciendo con la cabeza doblada supera en belleza a todas las estatuas,
y un ratón es milagro suficiente para convertir a seis millones de infieles.

almanzor-06

almanzor-07

almanzor-08

Descubro que he asimilado
granito,
carbón,
musgo,
frutos,
semillas,
raíces…
y que todo mi cuerpo está impregnado
de cuadrúpedos
y de pájaros.

almanzor-08b

almanzor-09

He dejado allá lejos, por razones esenciales, las formas inferiores
pero puedo hacerlas volver a mí cuando quiera.

almanzor-10

almanzor-11

almanzor-12

almanzor-13

Y es inútil la violencia o la timidez,
inútil que las rocas plutónicas me lancen su fuego cuando me acerco,
inútil que el mastodonte recule y se esconda bajo el polvo de sus huesos,
inútil que las cosas se alejen y se alejen envolviéndose en formas diferentes,
inútil que el mar se hunda y los grandes monstruos se agazapen en el fondo del agua,
inútil que el águila se albergue en el picacho que rejonea a las estrellas,
inútil que se arrastre la serpiente entre las lianas y los troncos,
inútil que el antílope huya por las veredas escondidas del bosque,
inútil que las alcas de pico afilado naveguen hasta el norte lejano del Labrador…
yo los sigo rápidamente y subo hasta el nido en lo abrupto del acantilado.

Walt Whitman, Canto a mí mismo.

almanzor-14

almanzor-15

almanzor-16

almanzor-17

almanzor-18

almanzor-19

Anuncios

9 comentarios en “Almanzor

  1. Cindy

    Un reportaje y unas fotos impresionantes como siempre, querido Luis! Menos mal que nos dices que te estas quedando sin imaginacion para tus cronicas! La excursion, pues que voy a decir, “epoustouflante”! al igual que en las anteriores veces! Aunque esta vez quizas me haya quedado aun mas “sin palabra” (y eso no solo por la belleza de los paisajes!!!!). Eso si, he de decir que este fin de se me ha demostrado que no se han extinguido del todo los caballeros … aunque los tenga que ir a buscar arriba del Almansor! Por cierto, me ha encantado el regalo para tu madre! Y yo propondria darle mayor utilidad (y asi de paso aprovechamos para descubrir tus talentos de cocinero preparando sopa!)… asi que para cuando otra escapada nocturna?!

    Me gusta

  2. Jesús

    En la foto almanzor-07 puede apreciarse en los expedicionarios el constante deseo de ser empleados en las situaciones de mayor riesgo y fatiga, lo cual debe caracterizar al soldado o marinero. Por otra parte, en la magnífica foto almanzor-11 puede intuirse en los rostros de los expedicionarios, a pesar del exceso de humo, la íntima satisfacción del deber cumplido, máxima aspiración o anhelo del soldado o marinero; también queda patente en almanzor-15. Por último, no sé si en almanzor-01 se aprecia el frío que pasó más de uno.

    Me gusta

  3. JuanMa

    Sólo puedo decir que todo fue impresionante,emocionante, conmovedor, sensacional, imponente, sobrecogedor, alucinante, extraordinario ….. Tengo que decir que ante todo esto, me quedé helado, y que valió la pena todo el esfuerzo. Expectaculares paisajes naturales y gratísima compañía, que siempre están echando una mano o dando frases de ánimo ante las dificultades. Siempre recordaré esa frase que me motivó aun más e hizo que llegara hasta el final, a pesar del cansancio: “venga si aquí suben hasta las niñas”.
    Muchas gracias al Comando Cornisa por permitirme disfrutar de esta experiencia y a la “cabra” que nos obsequió con unas refrescantes cervezas al final del camino, y que es la que ha hecho que yo descubra estas nuevas experiencias y a esta marvillosa gente.

    Me gusta

  4. carlos

    ya en el coche, camino de Hoyos del Espino, comentaba el Comandante Leza que la crónica de nuestra expedición estaba escrita. Ahora veo de dónde venía el empuje en la subida al Almanzor. Con Whitman en tu cabeza el caudillo no era rival, era la escalinata por donde llegar donde nos proponíamos.
    Buen regalo para una madre un café calentito compartido con amigos.
    Preciosa noche al raso, fantástica compañía y a pesar de perder el mp3, saciados los anhelos de este soldado-marinero!

    Me gusta

  5. Lucho

    Hay despertares que no se deben quedar para uno mismo, por eso me gusta este blog. Cargar con una bombona cansa, pero es mucha más la energía que se obtiene compartiendo café y sonrisas. Tampoco tengo muy claro si subimos montañas para echarnos unas caladas y sabrosas conversaciones o por el contrario fumamos y bromeamos porque hemos coronado un pico. ¿Es mal acostumbrarse que tus compañeros te mimen teniéndote preparada cerveza fresca en el campamento? ¡Es un lujo!

    Me gusta

  6. Manolo García

    Impresionante el párrafo de Whitman. Pero que mu bien, maese Luis. Y las fotos antológicas. Sobre todo la de la cabra con los ojos desorbitados -los mismos que pondría yo- ante una mahou abandonada. Envidia me dáis… (una vez más)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s