Comando Bajitos. 2ª Edición

img_0255

Lo hemos vuelto a conseguir, hemos regresado al monte con lo mejor de cada casa.

img_0071

La ruta es ya un clásico: Plataforma – Puerto de Candeleda – Refugio del Rey – Morezón – Barrerones – Plataforma.

img_0072

Lo que para algunos es apenas un simple esfuerzo, para otros es la gran aventura.

img_0073

img_0083

Pasito a pasito hemos coronado el puerto natural de Candeleda.

– “¿Porqué se dice puerto si no hay mar?”

(Y hubo que tirar de vocabulario para hacer inteligible el concepto que a ti te enseñaron en los estudios de topología).

img_0090

Y luego, claro, hay cosas que no necesitan explicación:

img_0095

img_0098

img_0120

Estamos en las ruinas del refugio del rey, hemos tardado unas tres horas en llegar. Ahora tenemos los últimos rayos del sol para montar las tiendas y preparar la cena. Gloriosos filetes empanados, deliciosas tortillas, (vale, también había empanadillas riquísimas), ¡ah! y un poquito de vino.

– “La luces de los pueblos parecen barcos en el mar.”

Y el que escribe se emocionó por la empatía.

img_0129

[…]

img_0141

img_0143

img_0153

img_0154

img_0157

img_0162

img_0163

El reto.

img_0164

img_0165

img_0167

img_0182

img_0192

img_0205

Estos padres y tíos han traído de todo para que los bajitos desayunen fuerte y empiecen la jornada segunda: ¡A por el Morezón!

img_0222

img_0227

Un pequeño nevero en el camino es la excusa perfecta para parar…

img_0233

img_0235

img_0236

Con apenas seis años, alguno de estos rapaciños está a punto de coronar por segunda vez una cima de más de 2390 metros.

img_0241

img_0243

¡Ahí estamos!

img_0253

img_0274

img_0277

Un padre siempre quiere lo mejor para su hijo…

img_0289

img_0295

Parece que Juan se ha recuperado un poco del golpe.

img_0297

img_0299

img_0304

img_0314

img_0322

img_0327

img_0346

img_0367

img_0385

img_0409

img_0424

img_0431

img_0433

¡Yo te cojo, papá!

img_0443

img_0450

img_0458

img_0467

img_0470

img_0473

img_0474

img_0492

img_0497

Sofía, la más aguerrida del grupo, termina la marcha con fatal caída; eso sí, ni una queja y aguantando el tipo como una campeona.

img_0509

img_0517

img_0518

img_0526

img_0539

Garci, Sofía, Fernando, Paula, Juan, Miguel, Beatriz: ¡¡Sois los mejores!!

img_0540

16 comentarios en “Comando Bajitos. 2ª Edición

  1. GARCI

    LUIS. NOS CANSAMOS MUCHO, PERO AL FINAL MERECIÓ LA PENA. LO QUE MAS ME GUST´´O FUE EL NEVERO,LAS CABRAS MONTESAS,LAS VISTAS QUE SE VEÍAN DESDE ARRIBA DEL TODO, EL RÍO PEQUEÑO QUE HABÍA EN EL SITO TAN BONITO DE LAS CASCADAS, LO CERCA QUE SE VEN LOS AVIONES TAN ALTO, DORMIR A DOSMILDOSCIENTOS METROS DE ALTURA…. . Y CLARO MIS COMPAÑEROS DE AVENTURA. Y MUCHAS GRACIAS POR LAS CAMISETAS. ¿CUANDO HARÁS UN COMANDO CORNISA SOLO PARA NIÑOS? (BUENO Y ADULTOS PARA QUE NOS ACOMPAÑÉIS SI QUER´EIS)

    Me gusta

  2. Miguel G.G.

    Hola,en la excursión a Gredos lo he pasado fenomenal.
    Lo que más me gustó fue bañarme, tirarme con el aislante por el nevero y dormir fuera de la tienda,estoy deseando repetirlo

    Me gusta

  3. Juan Gutiérrez

    Me lo pasé muy bien.Lo que más me gustó fue el nevero más grande, donde nos tiramos con aislantes y lo que menos me gustó fue cuando me caí.

    ¡LUIS ES UN RESALAO!

    Me gusta

  4. SOFIA

    Me lo he pasado genial, aunque nos cansamos un poco. Lo más divertido ha sido cuando nos tiramos con los aislantes en la nieve y lo que menos cuando me cai y los ruidos en la noche. Ha merecido la pena porque he conocido nuevos amiguitos, nos hemos divertido y hemos hecho deporte.
    Luis tienes que venir a visitarme ahora que estoy de vacaciones.
    Recuerdos y besos a Garci, Fernando, Paula, Juan, Miguel y Beatriz. Tambien a los mayores, en especial a Luis por la camiseta y José María que me dejo el bastón y el polar para dormir.

    Me gusta

  5. Manolo

    Inolvidable expedición por Gredos, ese lugar en el que D. Luis no hace de guía, sino de anfitrión, pues esa es su casa de verdad. Y vaya la lección que nos dieron los pequeños a los mayores, reducidos a una colección de clacas. Ver a la minitropa haciéndose dueña del macizo central le pone las pilas a cualquiera. Del mismo modo que no tiene precio la cara que ponían los madrileños cuando llegaban al Morezón con el hígado fuera y se encontraban allá arriba con una piara de niños brincando tan frescos. Este hombre está creando escuela, está entrándoles el gusanillo montañero y luego se quejará de que se masifican los sitios. Y, por supuesto, ingrediente fundamental para el buen término de la expedición, la magnífica compañía (aunque sigo sin pillar los chistes de arquitectos). Un auténtico placer. Un abrazo mu mu grande a mayores y pequeños (especialmente a Sofía, a ver si te recuperas pronto ese cúbito). Esperemos que la próxima sea pronto, que esto no ha hecho más que empezar…

    Me gusta

  6. Bea gutierrez

    la caminata fue larga pero cuando llegamos a la cima mereció la pena por las grandes e impresionantes vistas.¡la excursion se tiene que repetir!me encantó tirarme con el aislante por la nieve.¡ah!y Luis es …“ el mejon de tos“

    Me gusta

  7. Paula

    Me lo he pasado muy bien, a decir verdad era muy cansado pero muy divertido. Las vistas desde arriba eran impresionantes. Este año me lo he pasado mejor que el anterior. Ha sido la mar de divertido.

    Me gusta

  8. maitechu (MUERTA DE ENVIDIA)

    ¡¡ENHORABUENA a los pequeños (y grandes) montañeros!!

    Se ve una ruta preciosa (preparada con mucho cariño), y muy agradecida, con esos neveros tan divertidos, y esos campos de flores amarillas. Las cabras, ya mismo os reclaman una camiseta de corniseras…
    Juan y Sofía: sóis unos campeones, a pesar de las caídas. Tú también, Manolo, por rodearte de tanto arquitecto (Alfonso? no te reconozco, tras esa gorra).
    Las fotos, preciosas, en especial la del refugio al caer la noche.

    En fin, que os mando un beso grande y un abrazo a todos, desde Cáceres, y que la próxima, ojalá sea pronto, SI QUE NO ME LA PIERDO!

    Me gusta

  9. alfonso

    Bonita experiencia con los pequeños de la casa y los menos pequeños, pero con alma de gigante.
    Son estas ocasiones en las que te das cuenta de lo grande que es la montaña, y al acercarnos a ella nos sentimos tan pequeños como nuestros hijos.
    Luis, la última vez que me acerqué a ésta en serio, fué hace un porrón de años, creo que en el 1993, Pirineos, ya ha llovido. Han cambiado muchas cosas, pero tu pasión por las alturas ha permanecido y crecido. Me alegro. Gracias a tí, ahora podemos disfrutar de las alturas con lo que más queremos, nuestros hijos.
    Espero que sepamos transmitir a los “bajitos” lo importante que es superar estos grandes retos para ellos, apreciar la Naturaleza, convivir con otros, y escuchar los ruidos del silencio.
    Manolo, el vino muy bueno. El queso de Beatriz mejor. Las empanadillas hechas en el horno, bueno.
    Los filetes empanado de M. José mejores que los mios. Julian, que buenos tres zagales tienes.
    Garci, que lo de los madrileños era broma, espero sepa explicartelo tu padre.
    José María, me hubiera gustado hablar de arquitectura contigo, pero no era el lugar, ni el momento, ya habrá otra ocasión.
    Besos a todos, y la próxima más pronto que tarde.

    Me gusta

  10. Luis

    Se echó de menos a los participantes en la edición del año pasado, la familia Gómez Rodríguez -si es que os habéis ido mú lejos- y al sempiternamente atareado Jose -cantamos Oliver y Benji, pero no era lo mismo sin ti-. Abrazos a todos.

    Me gusta

  11. Javier

    Una vez más nos encontramos en la montaña con ilusión y ganas de pasarlo bien. Los mayores enseñamos a los bajitos las aficiones de juventud (Luis estás tú sigues hecho un chaval). Los bajitos nos descubren su fortaleza, su compañerismo innato y la satisfacción tras el esfuerzo realizado en la ascensión. Unos campeones.
    A por otra cima un día de estos y saludos a todos.

    Me gusta

  12. Markus

    ¡Arriba ese comando bajitos! Me entristece (y me da envidia) no haber estado allí con vosotros en tan grande aventura, a ver si para la próxima ocasión puede ser… saludos!

    Me gusta

  13. Pepa

    Enhorabuena a esa pandilla!! Se ve a los valientes desde pequeñitos, de casta le viene al galgo…
    Vaya tela con el sitio, la excursión, caminata, merendolas, y neveros… no os faltó ni un peregil incluidas las cabras… En cuanto María crezca un poco la incluimos a montañera.
    Besos a todos y felices vacaciones!
    Un merecido descanso a los montañeros grandes y pequeños!

    Me gusta

  14. José María

    Gracias Luis por guiarnos una vez más por uno de los sitios más bonitos que conozco (en serio), y en general a pequeños y grandes por tan agradable compañía. Espero que nos veamos pronto en otra.
    ¡Estos peques son los mejores y por supuesto más que RESALAOS!!! Yo de mayor quiero ser como ellos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s