Canal Reseca

reseca-00

Todas las demás criaturas miran hacia la tierra, pero al hombre se le dio un rostro para alzar los ojos a las estrellas y contemplar el cielo. Ovidio

reseca-01

 En nuestra última incursión por la cara sur de Gredos hemos conectado el refugio Mingo Fernando con el Nogal del Barranco y Guisando, subiendo por la Canal Reseca. Más de 1000 metros de desnivel en el ascenso y algo mayor en el descenso. El día nos regaló panoramas espectaculares (juzguen ustedes mismos); pero, como tantas otras veces, lo mejor volvió a ser la compañía.

No quisiéramos aburrir con un relato de la travesía lleno de adjetivos “pastelosos” o, peor aún, de falsa grandilocuencia; además, resulta difícil contar aquí una marcha por Gredos sin caer en repeticiones. Vamos a acompañar las fotos con textos entresacados del libro El leopardo de las nieves, de Peter Matthiessen.

reseca-02

Sorprendentemente, damos por sentado que el instinto de supervivencia, el miedo a la muerte, ha de distanciarnos de la felicidad de la experiencia pura, no interpretada, en la que cuerpo, mente y naturaleza son una sola cosa. Y esa degradación de nuestra visión, ese retroceder ante el asombro, ese dar marcha atrás como cangrejos, huyendo de la vida, que consiste en nadar a mar abierto, para escondernos en grietas seguras, ese instinto desesperado que nos lleva a desear que nuestra vida transcurra sin ser vivida, se refleja en proliferación sin alegría, en la podredumbre corrosiva del dinero, en ensuciar de la manera más zafia la tierra, y el aire y el agua de donde procedemos.

reseca-03

reseca-04

Siento una intensa gratitud por estar aquí, por ser, más bien, porque no hay necesidad de ligarse a las montañas nevadas para sentirse libre. No estoy aquí para buscar la “sabiduría loca”; si lo estoy, no la encontraré nunca. Estoy aquí para estar aquí, como estas rocas, como el cielo y la nieve, y como este granizo que cae desde lo alto.

reseca-05

Seguir adelante como si no supieras nada, ni siquiera tu edad, ni tu sexo, ni el aspecto que tienes. Seguir adelante como si estuvieras hecho de gasa… una niebla que pasa a través y por la que se pasa a través sin que pierda su forma. Una niebla que pierde su forma sin dejar por ello de ser. Una niebla que finalmente se disuelve, desperdigando sus partículas por el sol.

reseca-06

La flor cumple su inmanencia, la inteligencia implícita en su despliegue./ Hay una disciplina./ La flor crece sin errores./ El ser humano ha de crecer por sí mismo hasta que entienda la inteligencia de la flor.

reseca-07

reseca-08

Al igual que la mano colocada ante los ojos oculta la montaña más alta, la insignificante vida terrena esconde a la vista las enormes luces y misterios de que está lleno el mundo y quien es capaz de apartarla, como quien aparta una mano, contempla el brillo esplendoroso de los mundos interiores.

reseca-09

De la misma forma que, en armonía con el cielo y con la tierra, una blanca nube de verano flota libremente, siguiendo de horizonte a horizonte, en el firmamento azul, el soplo de la atmósfera, el peregrino se abandona al soplo de la vida superior que… lo conduce, más allá del último horizonte, hacia una meta que ya está presente en su interior aunque todavía permanezca oculta a su mirada.

reseca-10

reseca-11

Los días y los meses son los viajeros de la eternidad. Lo mismo sucede con los años que pasan… A mi me ha tentado durante largo tiempo el viento que mueve las nubes, llenándome de un intenso deseo de vagabundear… He caminado a través de nieblas y nubes, respirando el aire enrarecido de las grandes altitudes y pisando hielo resbaladizo y nieve, hasta que, por fin, a través de lo que parecía un pórtico de nubes a los caminos del sol y de la luna, alcancé la cumbre, totalmente sin aliento y casi muerto de frío. Muy pronto el sol se ocultó y la luna se alzó resplandeciente en el cielo.

reseca-12

Servidor, ¿dónde me buscas?/ ¡Fíjate! Me hallo a tu lado./ No estoy ni en el templo ni en la mezquita,/ ni tampoco en los ritos ni en las ceremonias/ ni en el yoga ni en la renunciación./ Si de verdad me buscas, me verás al momento./ Te encontrarás conmigo en el transcurso de un instante.

reseca-13

Todo el universo es para mí. El universo me tiene todo para sí.

reseca-14

reseca-15

La transparencia de este aire me acerca las montañas, y es tal su esplendor que las lágrimas acuden mansamente y me refrescan las mejillas quemadas por el sol. No se trata de simple reblandecimiento mental, ni tampoco de que me haya emborrachado hasta ese punto con la altitud. La cabeza se me ha despejado en estas semanas libres de intrusiones -correo, teléfono, gentes y sus necesidades- y respondo a los estímulos de manera espontánea, sin barreras defensivas ni timidez. De todos modos, todo este sentimiento es sorprendente: no hace mucho podía afirmar con sinceridad que llevaba veinte años sin derramar una lágrima.

reseca-16

Tres ideas me empujan a seguir: la esperanza de la vista septentrional hacia el Tíbet por encima de Dolpo; la perspectiva de descender sin peso a través de estos brillantes campos nevados hacia un té caliente con galletas; y la percepción -extraordinariamente conmovedora a esta altitud- de que las dos manos que veo al sol delante de mí, agarradas a las correas del cesto, manos cuadradas y morenas y marcadas por las heridas de la vida, apenas se distinguen de las manos ya viejas de mi padre. Soy simultáneamente yo mismo, el niño que fui y el anciano que seré.

reseca-17

12 comentarios en “Canal Reseca

  1. Luis

    Una travesía muy completa. Ideada en una terraza con vistas al pantano de Alange entre vinos y magdalenas, y ejecutada mejor que la mejor de las previsiones (¡olé ahí esa Noelia y ese Ulises!)
    Y un final estupendo gracias a la aparición de Rubén, Pablo, Judith y sus tíos Ángel y Antonio, montañeros coyunturales que generosamente nos llevaron de vuelta al inicio para recuperar nuestros coches.

    Me gusta

  2. Perule

    Reencontrarme con la montaña después de casi un año de inactividad, ha sido un auténtico placer. He disfrutado como un niño y saboreado como un anciano cada uno de los momentos que nos ha sido regalado, como si quisieras que no acabase nunca, consciente del transcurrir del tiempo y capaz de detenerlo. Rodeado de naturaleza en estado puro y de personas a las que quiero,… qué más se puede pedir. Sólo un PERO con mayúsculas, mi Anita se quedó en tierra.
    Bienvenido José Ángel a estos lares.
    Enhorabuena Noe y Ulises,… hasta el infinito y más allá!!
    Titi, Jose, Luis,… hasta que tengamos 70 años (o más) nos quedan muchas más que compartir.
    A repetir…

    Me gusta

  3. Indio

    Quizá una vieja retirada
    No se sabe por que sabios chamanes aconsejada;
    diera pie a una aventura completada con éxito.
    Con un éxito jamás imaginado tiempo atrás.
    El éxito de la satisfacción conseguida a través de la sonrisa!!!
    La sonrisa de los que se aquel día retiraron…
    La sonrisa de LAS que aquel día decidieron no intentarlo…
    y la sonrisa de los que ni siquiera habían pensado en intentarlo.
    Gracias a todos, Fantástico Fin de Semana.
    Espero que Ulises me perdone algún día…

    Me gusta

  4. maitechu

    Gracias, por hacernos sentir…aún sin estar.
    Gracias, por deleitarnos la retina…aún sin ver.
    Gracias, por compartir los logros..aún sin haberlos vivido.
    Gracias, a todos…por SER.

    Un abrazo fuerte a los que conozco, que son… todos!
    Ojalá hubiera podido acompañaros. Para la próxima, lo prometo.

    (Noe=cam-pe-o-na)

    Me gusta

  5. Titi

    Una ruta diferente con el mismo desenlace de siempre: Buena compañía,con nuevas compañías, paisajes espectaculares, reflexión efectiva acerca de las cosas importantes de la vida, de valorar nuestro orígen, la tierra, y sobretodo de SENTIRLA. Sentir esa necesidad de volver a ella para darle lo mejor de nosotros mismos y que nos recompense con la fuerza con la que uno vuelve al día a día y darle sentido a nuestra vida. Espero que muy pronto tenga la necesidad de volver y que sea con todos vosotros.

    Gracias a los nuevos caminantes de esta aventura. Jose, Indio, Noelia y Ulises.

    p.d. Por tantas coooosasss, que nos has dado en la viiida, quiero deciiirte gracias corniiisa…jeje Podéis lagrimar ¿existe este verbo?

    Me gusta

  6. Noelia

    Esta mañana,después de ver ensimismada el reportaje con el que nos ha deleitado Luis, realicé una clase de Pilates y renovada físicamente, me puse a pensar…Y…La verdad es que todo empezó sin darme cuenta, sin pararme a reflexionar demasiado, sin planear exagerádamente, ni imaginar, sólo me dejé llevar…Y…Así,rodeada de gente que me dá cariño y confianza, me transmite serenidad, gente que me protege, me anima y me aplaude (GRACIAS a todo el grupo incluídos los que no pudisteis venir); segura de mí misma, creciendo paso a paso, deteniéndome en cada detalle, aprendiendo en los momentos débiles y recreándome en la pronta recuperación…LLEGUÉ!!! Y…Es que curiosamente es así cómo poco a poco me enganché a ÉL, culpable de que suba cada vez más alto; Y…es así también cómo día a día me engancho a la vida, que de vez en cuando me regala estos insospechados y grandes experimentos; Y…así,lento,me engancharé a la montaña, sobre todo si continua ofreciéndome estos increíbles y escalofriantes paisajes. Un Besote.

    Me gusta

  7. Noelia

    …Y ahora me gustaría destacar especialmente la gran sensibilidad que demostró tener Luis al volver a por ‘el can’ (Como le dice él), acompañando al Indio…Y al resto del grupo, por supuesto, Titi,Perule y José Àngel,que formando un gran equipo, también contribuyeron a que Ulises continuase…Lleva dos díasMUY AGRADECIDA.

    Me gusta

  8. ULISES

    Si, si, … muy bonito todo, pero juzguen ustedes mismo.
    Ya de antemano, en “la casita rural” no admitían perros, me prohibían espantar a las cabras, os insinué por activa y por pasiva que no quería ascender (sigo sin entender a los humanos), me hacéis subir descalzo y se me dañan las patas (mis almohadillas van mejor, gracias), me dais pienso del gato, me pasáis por los barrancos casi a empujones, no dejáis de recordarme lo gordo que estoy (¡¡ainsss mi gordi!!)….,y para colmo, lo pago con el que menos culpa tiene (el Titi).
    No me podías sacar por el parque como a cualquier perro normal o hacer lo que más me apasiona:!! correr las gallinas!!

    P.D. me ha comentado J. Angel (mi preferido del grupo) que os transmita lo a gustito que ha estado este fin de semana, de los buenos momentos vividos, esos detalles que hacen que este “joio” mundo tenga el mayor de los sentidos…. Agradecido a Luis por su acertada entrada en el blog y por la confianza que le diste cuando pisaba terreno desconocido; a Noelia por demostrarle siempre que se puede llegar; al Indio por engatusaros y elegir la ruta de la que se encaprichó hace tiempo; a Perule por estar siempre en todo y tener la decencia de no roncar; y al Titi por cuidar desinteresadamente de tanto anciano, incluso tuvo el detalle de pasarles la sopa por la batidora para evitar que se despegaran sus dentaduras. Gracias a la Fabi por sus madalenas y al Fabi por el “charchichón”. De verdad, muchas gracias a todos porque habéis conseguido que mi colega, ni pueda ni quiera olvidar este fin de semana.
    ¡ Aún sigue allí!

    Me gusta

  9. Antonio

    Cumpliendo con un excelente amigo traslado aquí una frase extraída del Leopardo de las nieves: “Dios ofrece al hombre la elección entre reposo y verdad: no se puede tener las dos cosas”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s