Por los Riscos del Gutre

Riscos del Gutre 100

Allí nos damos una ducha de agua caliente para empezar la jornada; aquí apartamos algún carámbano del río y nos lavamos la cara.

Riscos del Gutre 101

Riscos del Gutre 102

Antes nos habíamos regalado un paseo a la luz de linternas frontales cargados con mochilas; ascender hasta la Laguna Grande era nuestro plan para el viernes noche.

Riscos del Gutre 103

Riscos del Gutre 104

Aquí no usamos de cenar en platos o de beber en copas de cristal: en una olla común parece multiplicarse la pasta y compartimos taza de porcelana continuamente recebada de vino.

Riscos del Gutre 106

Riscos del Gutre 105

Luego el suelo sustituye al mullido colchón y en vez de sábanas nos arropamos con un saco estrecho.

Riscos del Gutre 107

Riscos del Gutre 108

No hay reloj en la mesilla de noche, sí puedes medir el paso del tiempo por la rotación del horizonte sobre las estrellas.

Riscos del Gutre 109 Riscos del Gutre 110

Eso sí, el café se sirve caliente con magdalenas, galletas, mandarinas. Por cierto, en la misma olla de anoche, convenientemente limpiada con ayuda de… la arenilla del fondo del arroyo.

Riscos del Gutre 111

Riscos del Gutre 112

¿Qué ropa me pongo hoy? ¡La misma que ayer! (Y que mañana)

Riscos del Gutre 113 Riscos del Gutre 114

Vamos a salir, olvida la tarjeta de crédito, asegúrate de echar el queso.

Riscos del Gutre 115 Riscos del Gutre 116

Apetece moverse, revisitar lugares con encanto, también coronar picos nuevos. “Vais mucho por Gredos, ¿no?“, puestos a repetir sitios, lo prefiero a la oficina.

Riscos del Gutre 117 Riscos del Gutre 118

Y aquí estamos, absorbiendo sensasiones para recrearnos en ellas cuando volvamos allí.

Riscos del Gutre 119

6 comentarios en “Por los Riscos del Gutre

  1. Antonio

    Subir en un Diciembre de otoño tiene sus ventajas: las noches no se hacen tan largas, las viandas se agotan y se recuerdan los viajes en busca de huevos de pingüino emperador.
    Ya no miré atrás al salir del circo. Tengo la mirada fijada más lejos.

    Me gusta

  2. Antonio C.A.

    Piedras, piedras y más piedras. ¿Por qué no os lleváis un arbolito de vez en cuando y vais repoblando? Yo me comprometo a llevar uno la próxima vez.
    Buenas fotos, gente buena, y puestos a repetir, buena gente, fotos buenas. La próxima me llevo el cochino a la montaña.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s