Ameal

Telegraph Road

Dire Straits

Hace mucho tiempo un hombre vino por una pista caminando treinta millas con un petate a la espalda. Y puso su carga donde mejor le pareció.

Hizo un hogar en medio de la naturaleza. Construyó una cabaña y un almacén de invierno. Aró el suelo junto a la orilla del frio lago.

Otros viajeros llegaron caminando por la misma pista. Ninguno fue más allá, no, ni tampoco regresaron.

Luego llegaron las iglesias y también los colegios.

Luego llegaron los abogados y también las reglas.

Luego llegaron los trenes y los camiones con sus cargas.

Y la vieja y polvorienta pista se convirtió en la Carretera del Telégrafo.

Luego vinieron las minas, y con ellas el mineral.

Luego llegaron los tiempos duros; y también hubo una guerra.

El Telégrafo cantaba la canción sobre el mundo exterior.

La Carretera del Telégrafo se volvió tan ancha y tan profunda como un poderoso río.

La radio dice que esta noche helará.

La gente conduce desde la fábrica hasta casa:

Seis carriles de tráfico, tres carriles en atasco…

A long time ago came a man on a track
Walking thirty miles with a sack on his back
And he put down his load where he thought it was the best
Made a home in the wilderness

He built a cabin and a winter store
And he ploughed up the ground by the cold lake shore
And the other travellers came walking down the track
And they never went further, no, they never went back

Then came the churches, then came the schools
Then came the lawyers, then came the rules
Then came the trains and the trucks with their load
And the dirty old track was the Telegraph Road

Then came the mines, then came the ore
Then there was the hard times, then there was a war
Telegraph sang a song about the world outside
Telegraph Road got so deep and so wide
Like a rolling river

And my radio says tonight it’s gonna freeze
People driving home from the factories
There’s six lanes of traffic
Three lanes moving slow

4 comentarios en “Ameal

  1. Antonio Cabeza

    Aunque mi corazón late siempre al mismo ritmo, palpita de mil formas diferentes según las circunstancias. Una por veros disfrutar, otra por un paisaje marchito. ¡Qué seco está todo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s