Urbión

En una misma jornada, júntense:

Arranque en una laguna glaciar, (Laguna Negra, por más señas),

comienzo de caminata en pendiente pronunciada donde cada paso -realizado con esfuerzo- ofrece nuevas vistas aéreas de la laguna,

sendero en altiplano salpicado de arroyos, pinos y…

otra laguna,

contemplación desde la distancia de la cumbre,

paseo por la cresta divisoria de valles,

trepada final que nos conduce al punto más alto de la sierra.

Y todo esto, (y no es una frase hecha), ¡en familia!

Seguir leyendo “Urbión”

Whymper

Entre 1860 y 1864 Edward Whymper intentó escalar el monte Cervino en siete ocasiones, todas ellas sin éxito. Por aquellos años la montaña se consideraba imposible de conquistar. Finalmente, el 14 de julio de 1865 logró su objetivo, aunque el descenso fue trágico para cuatro de los siete integrantes de la ascensión. En la mayoría de sus asaltos al Cervino Whymper se hizo acompañar por el guía local de Valtournenche Jean Antoine Carrel, sin duda el montañero más fuerte entonces del valle de Aosta, en la vertiente italiana del macizo. Sin embargo, a pesar de los enormes progresos que los dos hombres habían realizado en sus continuas idas y venidas en torno al Cervino, en el año 1865 acudieron a su montaña por separado: Carrel forma parte de una expedición netamente italiana mientras que el británico Whymper se ve arrastrado a unirse a una partida ya organizada desde el lado suizo. Unos y otros atacarían aristas opuestas; los italianos, desmoralizados por la visión de sus competidores en la cumbre, abandonaron la subida cuando faltaban menos de cuatrocientos metros para culminar. Pero sólo tres días más tarde Carrel consigue abrir la vía italiana. En palabras del propio Whymper (en letra cursiva y entrecomillados utilizaremos extractos de su libro Scrambles amongst the Alps, publicado en 1871): “De cuantos intentaron subir al Cervino, él [Carrel] era el más merecedor de ser el primero en la cumbre. Fue el primero en dudar de su inaccesibilidad y fue el único hombre que siguió creyendo que el ascenso se conseguiría. El objetivo de su vida había sido subir desde el lado de Italia, por el honor de su valle natal.

Seguir leyendo “Whymper”